Reforma de baño low cost

¡Nuevo vídeo en el canal! Hoy explicamos cómo realizar una reforma de baño low cost por poco dinero, haciendo gran parte del trabajo nosotros, reduciendo así el coste que supone el contratar todo.

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en este aviso

Cómo reformar cuarto de baño de forma barata paso a paso

Os presentamos la reforma de un baño pequeño en un piso algo antiguo situado en la ciudad de Santiago de Compostela.

Estado inicial del baño

La situación inicial del cuarto de baño era la normal para un baño sencillo de un edificio de su antigüedad, azulejos sencillos y clásicos, apliques que ya muestran su edad, los típicos sanitarios de toda la vida y algún deterioro derivado de antiguas patologías.

Fases de la reforma

Herramientas utilizadas para la demolición

Llevaremos a cabo la reforma low cost del baño en los siguientes pasos:

  1. Retirada de los sanitarios: Retiraremos la bañera el lavabo y el bidé, dejando el váter hasta el final para que el sifón nos evite la entrada de malos olores y gases provenientes de la bajante de aguas fecales del edificio.
  2. Apertura de rozas para las canalizaciones: Protegiendo las tuberías para que no se llenen de polvo que pudiera acabar obstruyendo los desagües, procedemos a la apertura de rozas. Con la ayuda de un marcador permanente dibujamos antes en la pared por dónde irán, dejando unos 10-12 cm para que bajen 2 tubos o 5-6 cm para la bajada de un solo tubo de agua fría que discurre hasta el váter. Utilizaremos una radial para abrir los laterales del canal y con la ayuda de cincel y martillo vaciaremos el interior de la roza.
  3. Retirada del desagüe y colector antiguos: abrimos el solado con cincel y martillo siguiendo los tubos de desagüe hasta dejar visto todo el sistema de tuberías antiguas.
  4. Limpieza: retiramos todos los cascotes y el polvo de obra. También retiraremos las tuberías antiguas de cobre y plomo, el plomo deberá llevarse a un punto limpio que recoja este subproducto de demolición.
  5. Ahora entrará el fontanero a colocar las instalaciones de fontanería. También colocaremos la nueva instalación de desagüe en PVC.
  6. Relleno de rozas y suelo, con mortero para rozas y mortero de cemento respectivamente.
  7. Alicatado y solado: entran ahora los albañiles a solar y alicatar con las piezas cerámicas seleccionadas por el cliente.
  8. Colocación de sanitarios y apliques.

Descripción del trabajo realizado

Puedes ver que sanitarios y grifería tenían ya sus años, además si prestas atención verás que las tuberías circulaban por el exterior, e incluso puedes observar deterioros y restos de antiguas humedades, que aun resueltas dejaron su mancha en la pintura de la pared.

En primer lugar se retiran los sanitarios, a excepción del váter, para que el sifón haga su trabajo y no entren los malos olores.

Aquí vemos fotos de los desagües de la bañera, el lavabo y el bidé.

Estos desagües eran de plomo, este material que podemos encontrar en instalaciones antiguas debe tratarse siempre con guantes, y evitar llevarse las manos a la boca pues el plomo es tóxico. Además los residuos deben tratarse de forma especial, siempre llevarlos a un punto limpio en el que recojan plomo, nunca tirarlos al contenedor de la basura.

Acto seguido y tras tapar los desagües con un paño para evitar la entrada de polvo y cascotes, se procede a la apertura de rozas.

Previamente se marcó por donde irían las tuberías con la ayuda de un rotulador. 

Las rozas se realizan de la siguiente manera: 

  • Se dibuja el ancho que tendrá, unos 10-12 cm para la bajada de 2 tubos y unos 5-6 cm para la bajada de un solo tubo: esta medidas dependerán del tipo de de tubo utilizado, puedes preguntar al fontanero en caso de duda.
  • Acto seguido se realiza un corte a cada lado de lo que será el hueco con la ayuda de una radial
  • Ahora con el cincel y el martillo se vacía el interior de la roza
  • Recuerda evitar rozas horizontales, ya que debilitan demasiado el muro

La entrada de agua tanto fría como caliente se situará sobre el techo, por lo que las rozas llegan hasta el techo dejando un hueco en este para poder trabajar.

También vemos la entrada existente para la tubería vista existente. Abrimos un hueco en el techo por donde entrará el agua, veremos después cómo se realizó.

Hechas las rozas, le llega el turno al suelo, lo levantamos siguiendo los desagües para dejar a la vista las tuberías y el colector central.

Podemos ver el corte que se realizó en uno de los tubos. Este tubo era la salida del desagüe, por donde salía todo el agua recogida desde bañera, bidé y lavabo. 

Como este tubo está conectado a la bajante, lo mantendremos para el desagüe de la nueva instalación.

Una vez abierta y retirada toda la antigua instalación, limpiaremos bien todos los escombros y toca el turno de colocar las nuevas instalaciones.

Esta imagen está tomada desde el exterior del baño, las tuberías antiguas se cortaron y en este punto entró a trabajar el fontanero. 

Su labor fue soldar la entrada que se ve en la foto y la colocación de toda la instalación interior.

Aquí vemos la entrada, los tubos anteriores llegan a unas llaves de paso y se distribuyen ya hacia los tubos de polipropileno, cubiertos con una protección, que se dirigen hacia bañera lavabo y váter.

También vemos una pieza colocada entre la salida de agua caliente y fría en la bañera. Esto tiene una explicación, y es que ahora vamos a recebar con cemento, y los tubos quedarán fijos, en la ducha es importante colocar esta pieza, que el fontanero siempre tiene a mano para este tipo de trabajos, para dejar entre las dos salidas el espacio exacto que luego se necesita para poder conectar la ducha. 

Es una medida estandarizada de 25 cm, que es la que tienen los apliques de las duchas que nos encontramos en el mercado.

La antigua instalación de desagüe es también sustituida por tubos de PVC.

Se procede ahora al relleno de los huecos con mortero de cemento, tanto en suelo como en paramentos.

Lamentablemente no tenemos una foto de cómo se realizó la junta entre el antiguo desagüe de plomo y el nuevo colector de pvc.

La solución de unión entre el tubo de pvc y el de plomo fue embocar el de plomo de sección más pequeña, dentro del de pvc más grande, aplicando calor a este para forzar su tamaño y sellando con silicona de unión. La solución óptima hubiera sido que el de PVC fuera por dentro, ya que no es recomendable nunca pasar de una sección mayor de tubo a una inferior, pero por las circunstancias de la reforma no fue posible.

En la tercera foto se ve el desagüe del plato de la ducha que se colocará, en el cual se dejó un hueco alrededor del tubo protegido, para facilitar la movilidad del tubo a la hora de fijarlo al plato.

En ocasiones esta zona se deja hueca o se rellena con arena para que tenga cierta solidez a la vez que permite mover el tubo en su colocación.

Estos son el plato de la ducha y el váter elegidos, que fueron compraron en un almacén local.

Y ya no tenemos más fotos de la obra, en este punto entraron dos albañiles que alicataron todas las paredes y colocaron cerámica y plato de ducha. 

Tras ellos se colocaron los nuevos sanitarios y apliques, la mampara de la ducha y una lavadora, ya que el propietario quería colocar la lavadora en el baño, dejando espacio para un lavaplatos en la cocina.

Tenemos, eso sí, fotos de la obra terminada.

Fotos de la reforma de baño terminada

¿Necesitas presupuesto para una reforma de baño?

Llama ahora Contacta ahora

Promedio de puntuación 4 / 5. Recuento de votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario

Abrir chat

Usamos cookies, debes aceptar para seguir navegando. Política de cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar