Humedades por capilaridad

La humedad por capilaridad se caracteriza por “aparecer” en nuestras paredes desde el suelo hacia arriba, o en muros de sótano o semisótano.

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en este aviso

¡Consulta tus dudas y pide presupuesto!

¿Qué es la humedad por capilaridad?

Como el nombre indica, la humedad por capilaridad es aquella que llega a nuestras paredes afectadas a través de los capilares de los materiales. 

Se les llaman capilares a las redes internas de poros que provocan que un material pueda ser más o menos traspasable por un líquido. 

Entre los materiales de construcción tenemos algunos muy poco porosos, como el vidrio, el aluminio, o un hormigón armado bien curado. Pero también tenemos otros materiales más porosos, como los materiales cerámicos y los morteros, por ejemplo los ladrillos y el mortero de cemento y arena que los une. Además los materiales pétreos, aunque poco porosos, pueden tener grietas o fisuras internas que sean capaces de filtrar el agua de una forma bastante eficiente, generando esas molestas humedades en nuestra pared.

Como decíamos antes, esta es una humedad que proviene del suelo. 

¿Cómo funciona la humedad por capilaridad?

El motivo es que para estos tamaños de los poros, las moléculas de agua presentes en el suelo, en el terreno, se comportan de una forma nada lógica en comparación con el mundo de tamaños macroscópicos al que estamos acostumbrados.

Para explicarlo de forma sencilla, este agua sube por el muro como si éste fuera una esponja, que atrae hacia arriba las moléculas de agua, empapándose hasta que el peso del agua en todos los poros impide que siga subiendo, siendo muchas veces ya demasiado tarde para nuestro muro, que empieza a mostrar las consecuencias de una intensa humedad.

Estas consecuencias son variadas, en primer lugar la propia humedad trata de salir por el muro, deteriorando los materiales externos como el enfoscado, el enlucido de yeso y la pintura. De hecho el yeso es un material que no soporta la humedad, y que se destruye en contacto con el agua.

En segundo lugar, la humedad dará origen a mohos y manchas dependiendo de los materiales que tengamos, pues esta humedad que viene del muro trae en ella disueltas sales que estaban presentes en los materiales internos del muro, y al evaporarse este agua va dejando una capa blanca de sales en toda la superficie. 

Estas sales conocidas como eflorescencias en ocasiones pueden también provocar daños estructurales internos a los materiales.

 Por curiosidad: cuando salen dentro de los materiales, entonces se les conoce como criptoflorescencias.

Bien, ya sabemos lo que son las humedades por capilaridad, pero ¿por qué se producen?

¿Qué provoca las humedades por capilaridad?

Principalmente suelen provenir de un error constructivo. Un fallo de diseño o de ejecución durante la fase de obra.

En muchas ocasiones son muros que no han sido impermeabilizados por su base o por su cara externa, caso típico viviendas antiguas en las que se construyeron las paredes demasiado cerca del terreno, o incluso directamente encima de este.

Pero ojo, no por ser antigua una vivienda va a presentar este problema, ya en tiempos antiguos se construía un zócalo de materiales pétreos poco porosos y se rejuntaba con mortero de cal, impermeable y transpirable, para evitar que esta humedad del suelo llegara hasta los muros de adobe o pilares de madera. Eso lo hacían ya los romanos. 

¿Cómo podemos saber si las humedades son de este tipo?

La forma peculiar en la que aparece esta humedad nos dará todas las señales fácilmente.

En primer lugar surge en la parte baja de un muro, si el muro es un sótano o semisótano puede surgir a la vez en toda la zona situada bajo el nivel del terreno.

Con el paso del tiempo aparece una fina capa blanca que parece salitre, que son las sales de los materiales de construcción.

Si dejamos pasar más tiempo, esta humedad se va poniendo más fea en las partes más bajas y va subiendo poco a poco, tomando altura.

¿Cómo eliminar las humedades por capilaridad?

Como todo problema que tenga que ver con la humedad, la única solución que permanecerá en el tiempo es detener la llegada de agua. 

Sin embargo, muchas veces el tratamiento necesario para detener esta llegada es tan complicado y costoso que bien nos valdría más tirar la casa y hacer otra. 

De todas formas, ¿cómo se haría?

1 – Impermeabilizando la entrada del agua

La solución sería proceder a ejecutar unos huecos en los muros, que dependiendo de la carga que soporte este muro deberán ser de una longitud mayor o menor. 

Estos huecos se hacen “por bataches”, lo que significa que se van haciendo de forma salteada, porque si hiciéramos todos los huecos a la vez… lógicamente el muro se caería.

En estos huecos se procede a impermeabilizar toda la zona de arranque del muro y tras el secado se vuelve a construir el muro que iba en ese hueco, pasando ahora a hacer lo mismo con lo que antes era muro y no hueco, que ahora será hueco y no muro.

Además, una vez terminado el trabajo, debemos ir al exterior del muro y practicar una zanja perimetral para impermeabilizar todo el área exterior del muro.

Estos trabajos deben ser realizados por profesionales, y deben tener especial cuidado en arriostrar correctamente el muro y el forjado superior en caso de haber algún elemento estructural a reparar.

Esta sería la solución ideal, claro. Pero costosa y en algunas ocasiones impracticable.

Vamos entonces con soluciones no destructivas. De menos eficientes a más eficientes.

2 – Sellado de la humedad desde los exteriores del muro

En algunos casos, si no hay mucha humedad, se puede colocar un aplacado exterior con placas de mármol o un tratamiento con materiales impermeabilizantes que no dejen a la humedad salir. Esta es una solución temporal, ya que la humedad si existe, acabará por salir a saludar. 

No es el tratamiento más recomendable ya que favorece la aparición de moho y ambientes demasiado húmedos.

3 – Inyección de productos expansivos e impermeabilizantes

También en ocasiones de poca humedad por capilaridad nos puede ayudar algo, aunque no es una solución muy efectiva. Consiste en practicar unas perforaciones en el muro a una baja altura y a través de estas perforaciones insuflar un producto que logre expandirse a través de los poros del material para impedir que la humedad suba.

4 – Favorecer la salida del agua y la humedad

Esta solución solo nos vale si el muro es exterior, por ejemplo: un muro en una jardinera o un muro de contención en una terraza que queda a menos altura que el terreno exterior. 

En este caso lo que haremos no será tratar de evitar la humedad, sino favorecer su salida. 

Se pueden practicar unas perforaciones en el muro que filtren el agua y la evacuemos directamente, o aplicar un mortero y una pintura que sean transpirables y resistentes a la humedad para que dejen que esa humedad se evapore sin producir daños. Seguiremos teniendo el problema de las sales, pero con una limpieza cada cierto tiempo estaría solucionado.

5 – Sistemas magnéticos y electro-ósmosis inalámbrica

Consiste en unos aparatos que transmiten ondas electromagnéticas de radiofrecuencia. La forma de funcionamiento es más técnica y complicada de comprender, pero tiene que ver con el comportamiento a pequeña escala de las moléculas de agua. Lo que hace es modificar la polaridad de estas moléculas, compensando poco a poco esa atracción que tienen hacia los poros, y paulatinamente haciendo que el agua deje de subir por el paramento. Estos sistemas suelen ser bastante ineficientes en su propósito, pero terminan logrando resultados a largo plazo. 

Dependiendo del nivel de humedades pueden tardar varios años en lograr el secado de las paredes.

6 – Sistema electro físico inalámbrico

Es el sistema que nosotros instalamos a través de uno de nuestros colaboradores y que es la solución más rápida y económica de todas las enumeradas.

Es un sistema que actúa también sobre las moléculas de agua y sobre la polaridad de éstas, lo que pasa que actúa de una forma más eficiente. 

Consiste en una caja que se instala sobre la pared y va conectada a la corriente. Crea un campo electromagnético especialmente diseñado para reorientar las partículas de agua de tal forma que no circulen hacia el interior del muro, y que por efecto de la gravedad desciendan de vuelta al terreno.

Es un sistema español creado por el Doctor en Ciencias Físicas Juan Antonio Vinyes en el año 2010. Según sus características técnicas consume menos que un televisor y no es dañino para las personas, animales o plantas, generando menos ondas electromagnéticas hacia el entorno que un aspirador. Además dispone de marcado CE y garantía de 15 años.

Es capaz de eliminar la humedad en un plazo de 4 a 9 meses, que es prácticamente lo que tardaría en secar una pared con cualquier método de eliminación el origen de la humedad.

Si me lo permites, te muestro el vídeo de presentación del producto en cuestión:

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en este aviso

¿Necesitas un profesional que elimine tus humedades por capilaridad?

Llama ahora Contacta ahora

Promedio de puntuación 4.5 / 5. Recuento de votos: 4

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

8 comentarios en “Humedades por capilaridad”

  1. Hola buenas tardes.
    Me llamo Bernardino ,me parece muy interesante el video . Quisiera saber cuánto espacio cubre el aparato electro físico inalámbrico porque tengo humedad por capilaridad en varias habitaciones, cuánto me costaría el aparato (por si tuviera que poner más de uno) y si tendría que sanear las paredes igualmente.
    Muchas gracias.

    Responder
    • Hola, buenas tardes Bernardino,
      Si las habitaciones con paramentos que presentan este tipo de humedad están contiguas la una a la otra, y la longitud total de la pared no es demasiada, con un solo aparato se podrá cubrir, ya que existen diferentes modelos que puede cubrir distancias de entre 4 y 30 metros.
      El precio de la instalación varía según el aparato necesario. Y efectivamente, una vez la humedad disminuye, la pintura se desconchará y las sales del agua cristalizarán, pero tras una limpieza y un repintado no habría que preocuparse más por esta pared que por el resto de paramentos de la casa.
      Si lo desea puede comunicarse con nuestro comercial a través de contacto o por teléfono, sea llamada o whatsapp, y le realizará un presupuesto detallado. Si hace falta nos desplazamos a su hogar para consultar in situ cuáles son las condiciones del caso.
      Un saludo!

      Responder
  2. Tengo humedades en las paredes por capilaridad i no vacíe el suelo i no lo hormigone i no quería hacerlo con el aparato q decís no tendría poblemas de humedad ?es una casa de 65 metros quería saber presupuesto i q garantía tendria

    Responder
    • Si la humedad es intensa en el suelo podría ser que el aparato que recomendamos no sea suficiente, de todas formas llámanos para comentar el caso, si adquieres el sistema electrofísico y no funciona en 6 meses puedes devolverlo y te devuelven el dinero.

      Un saludo

      Responder

Deja un comentario

Abrir chat

Usamos cookies, debes aceptar para seguir navegando. Política de cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar